22 Jul

Condensación de Chimenea ¿Como evitarlo?

Ya se sabe de gran manera que las chimeneas han representado una increíble ayuda al momento de la extracción de distintos humos resultantes de procesos como la cocción. Por otra parte, estas suelen presentar algunos problemas, bien sea de forma natural, o por alguna falta gracias a la instalación de algún conducto. A continuación, te hablaremos acerca de la condensación de chimenea y te diremos cómo evitarlo.

¿Qué es la condensación?

La condensación es, básicamente, un cambio de estado de la materia que pasa de su forma de humos a líquido. Esta depende, primordialmente, de los niveles de presión y el grado de temperatura que exista en el ambiente en cuestión. Asimismo, esta se da en el momento en que un gas se enfría hasta llegar a un llamado punto de rocío. No obstante, este último también puede ser alcanzado dependiendo de los factores primordiales.

Condensación de chimenea

El proceso de la condensación en chimeneas se da porque, el humo, al desgastar la leña de la estufa se empieza a convertir en porcentajes de vapor de agua. Este último va a variar dependiendo de algunos factores como, por ejemplo, la calidad y años de secado que contenga dicha leña. Debido a esto, el tiempo recomendado en cuanto al secado de leña es de un mínimo de dos años para que la humedad alcance los valores más favorables.

Ahora bien, al ocurrir todo esto, el vapor que se mezcla con otros componentes de la combustión tiende a ascender por los tubos y si este no está aislado, se provoca una colisión de carácter térmico. Esto, en términos simples, se da por la diferencia de temperatura entre el interior de la chimenea y el exterior.

Por último, la temperatura del humo desciende de manera considerable y su peso aumenta. Posteriormente, el vapor se termina por condensar y convertirse, otra vez, en agua.

¿Esto es normal?

Es muy probable que, al ver la coloración obscura del residuo condensado que sale por el tubo, te preguntes si es esto normal o beneficioso o no. Debemos decirte que, si bien es imposible quitar el riesgo a tener condensación, esto no es ni lo idóneo, ni lo que debería suceder comúnmente. Esta coloración se debe a que, el hollín, se mezcla con el agua residual al momento de expulsarse por el tubo.

Por otra parte, todo lo que te hemos dicho quiere decir que el montaje que se hizo de los tubos no está en perfectas condiciones.

 Quizá el problema principal sea el hecho de poner tubos simples sin aislamiento, de una manera errónea, intentando proteger el material o simplemente la instalación de piezas en forma horizontal o con curvas excesivas. Si esto es así, el humo saldrá muy lentamente y así el vapor termina por caer en forma líquida.

Problemas de la condensación

 Aparte de que la condensación en tu chimenea te dará el problema de expulsar agua extremadamente sucia, también tendrás increíbles complicaciones con el tema de la limpieza. Asimismo, el olor que se desprende gracias a este factor no es para nada agradable y hará que las labores sean mucho más tediosas cuando tengas que realizarlas.

En cuanto al mantenimiento de los tubos de salida también presentarás faltas considerables en caso de que estos no sean de acero inoxidable, aunque, incluso así podrías tener un gasto extra. Esto se debe a que la corrosión de esta agua sucia es mucho más elevada de lo normal y reducirá de manera notable la vida útil de todo el sistema.

Ten en cuenta

Algo que debes considerar es el hecho de que, al menos durante los primeros días de uso, la chimenea puede desprender un olor extraño y/o desagradable. Esto, en un principio, no debe alarmarte ya que es algo normal debido a que debe adaptarse a los primeros procesos de encendido. Si notas que este problema ya es recurrente, deberías acudir a un experto que te ayude a solventarlo.

Es recomendable que revise la instalación, antes de darle el uso que deseas, tomes varios días como prueba para que el material sea el correcto.

Asimismo, en algunas viviendas y dependiendo de su estructura, puede haber cierta condensación debido al ya mencionado cambio de temperatura entre el exterior y el interior.

También cabe la probabilidad de que, más que condensación, tu casa tenga un problema de humedad. Esto se puede presentar debido a la rotura de alguno de los tubos causando filtración en las paredes. Si sospechas que esto está ocurriendo no debes dudar en acudir a una persona que sepa hacer la reparación correspondiente, pues al momento de llover, todo podría empeorar.

¿Cómo podemos evitar la condensación?

Si no sabes cómo solucionar el problema de la condensación en la chimenea de tu hogar, existen distintos métodos por los que puedes optar de ser esto necesario. Si tienes una estructura en la cual la extracción de humo está por fuera, puedes instalar algún tubo de doble pared.

Este tipo de tubos aumentará el rendimiento de cualquier chimenea y, además, te ayudarán con el asunto de la limpieza de materiales de residuo como el hollín.

De igual manera, puedes tomar algunas precauciones como no tapar las salidas de aire que posee tu casa. También podrías instalar extractores simples en la cocina y/o en el baño y no secar ropa en los radiadores.

La limpieza es imprescindible

Algo que tenemos que recordarte en cuanto al tema de la condensación es el asunto de la limpieza. No debes pasar por alto el hecho de hacer el mantenimiento correspondiente periódicamente para que tu estufa evite dañarse y así haga un esfuerzo mayor a medida que pierde capacidades.

Con estos dos últimos puntos puedes evitar que los materiales condensados sean más tóxicos de lo normal en caso de que ocurra algún problema inesperado. Si no sabes cómo realizar estos procesos siempre podrás acudir a algún experto para que pueda resolver este asunto de la mejor manera posible.

Esperamos que este pequeño artículo acerca de la condensación pueda ayudarte a resolver ese problema que tienes en casa. No dejes de compartirlo con tus familiares o amigos.

5 Sep

Cassette de leña Hergom C-10 PLANE

Cassette de leña C -10 PLANE Hergom
Imagen de Hergom

El Cassette de leña c -10 PLANE de Hergom, está diseñado para obra nueva o insertarse en los huecos de las antiguas chimeneas y devolver a la vivienda ese toque cálido que la convierte en un hogar. El peligro que suponían las antiguas chimeneas, la suciedad que dejaban y lo tedioso que era encenderlas y apagarlas, las hicieron casi desaparecer, pero en muchas casas, el hueco aún estaba intacto.

Con la evolución de la tecnología llegaron los hogares de leña, que devuelven esa calefacción clásica, que aporta a la vivienda un toque rústico, pero con todas las garantías y comodidades de las nuevas tecnologías. Los cassettes de leña se insertan en el hueco de la chimenea, y gracias a su tecnología, consumen la leña de manera más eficiente. Son más seguras gracias a sus paredes de hierro fundido y fijas y, además, calientan más y mejor la estancia.

Diseño y ahorro, ventajas del Cassette de leña C 10 PLANE de Hergom

​Este fantástico modelo de chimenea insertable es una de las mejores opciones calidad precio, ya que, aparte de su gran utilidad, sus materiales y acabados de calidad confieren un toque moderno, a la par que hogareño, a la estancia. Es una genial opción decorativa para viviendas minimalistas a las que les falta un toque cálido. Además, Hergom, ofrece la oportunidad de elegir entre cinco frentes para revestir la parte delantera del cassette, cada uno pensado para un tipo de gusto o estilo distinto.

El cassette de leña C-10 PLANE de Hergom, es capaz de calentar toda la estancia sin necesidad de braseros o calefacción extra. Su sistema de ventilación y potencia recoge el aire frío y deja salir el aire caliente. De esta manera, el ahorro en la factura de la luz es más que considerable. Además, también quema la leña de manera más eficiente que las chimeneas tradicionales, por lo que se consume menos, ahorrando así más dinero y más leña, con el impacto positivo que eso tiene en el medioambiente.

Por último, destacar que su sistema de extracción y su cristal protector evitan que el humo y las chispas entren en la estancia, con el peligro que conllevan, dejando así la vivienda cálida y protegida.

Instalación y características técnicas del Cassette de Leña C 10 PLANE de Hergom

Cassette de Leña C 10 PLANE de Hergom

  • Dimensiones: 700x550x440 mm                        Dimensiones salida humos: 150 mm
  • Ventilación forzada: Si                                          Dimensiones salida canalización: 125 mm
  • Peso Neto: 140 kg.

​Su instalación es sencilla, aunque si no se tiene experiencia, es recomendable pedir la ayuda de un profesional. Tan solo hay que comenzar introduciendo parte del tubo extractor del cassette, y aislarlo con fibra de vidrio para que no salga humo nunca. Una vez hecho esto, encajar el insertable hasta el final, y acabar de meter el tubo del todo. De esta forma ya se puede comenzar a disfrutar de un hogar de leña.

El Cassette de Leña C 10 PLANE de Hergom, cuenta con 16kW de potencia térmica total, pero por otro lado, su potencia trasladada al ambiente es de 8,8kW. Además tiene dos ventiladores frontales para esparcir el calor mejor y un termostato de seguridad. Por último, destacar su cajón para recoger la ceniza y la capacidad para calentar hasta 225 m3, gracias en parte a su rendimiento del 75%.

Esperamos que os sea útil y veros de vuelta pronto.

Un cordial saludo.

Equipo de Tu Tienda de Chimeneas S.L.

21 Ago

Que producto hay para limpiar la chimenea

Las chimeneas generan, a causa de la combustión acumulada en el cañón de humos, mucha suciedad u hollín. El hollín son partículas de carbón, óxidos, ácido sulfúrico, etc., que se desprenden de la combustión que se realiza en una chimenea. Para un correcto y eficiente funcionamiento de una chimenea, es necesario limpiar el hollín de manera periódica con los deshollinadores. Se sugiere hacer una limpieza de chimenea a fondo una vez al año y un mantenimiento por lo menos una vez cada semana durante la época invernal.

Para limpiar la chimenea hay que analizar si esta necesita una limpieza exhaustiva o un mantenimiento. Hay dos formas de limpieza:

– Manual: se utiliza un erizo o cepillo para deshollin de acero o de nylon. Los hay tanto manuales como eléctricos, más indicados para el uso profesional. Estos erizos tienen una guía flexible para que se pueda alcanzar toda la chimenea sin mucha dificultad.

– Productos químicos: diferentes productos en polvo que, a la hora de quemarlos, reaccionan químicamente y disuelven la creosota, que se genera por la combustión de la madera o el carbón, y otros residuos sólidos. Estos productos se utilizan sobre todo como mantenimiento durante el tiempo en el que se esté utilizando activamente la chimenea.

Cuando se desee realizar una limpieza exhaustiva y se usen los erizos, un consejo es colocar un plástico frente a la boca de la chimenea. Se puede utilizar, si se prefiere, papel. Eso sí, antes se debe barrer los restos que expulsa la chimenea durante la combustión. Asomarse a la chimenea para ver bien el estado general y si hay partes que requieren más atención debe hacerse para que el trabajo esté completo.

Se puede sellar el frente de la chimenea con papel o plásticos y dejar una pequeña apertura para poder manipular la limpieza desde ahí. Hay que tener en cuenta que las sustancias con las que habrá contacto son perjudiciales. Hay que cubrirse la boca, los ojos y las manos y comenzar con el cepillo deshollinador frotando lo más que se pueda. Hay que hacerlo poco a poco desde abajo hasta ir desenrollando todo el erizo. Cuando se finalice, se debe utilizar un aspirador de hollín para no dejar nada en el suelo y limpiar la embocadura y la base de la chimenea.

Con los deshollinadores en polvo, por el contrario, hay que dejar encendida la chimenea 30 minutos. Una vez hecho, se debe poner el producto en polvo sin sacarlo del envoltorio y dejarlo quemar. Si el uso de la chimenea es durante el fin de semana, con una bolsa es suficiente. De uso es moderado (dos o tres días semanales), con dos bolsas se puede realizar la limpieza de chimenea. Si se usa por encima de estos dos o tres días, entonces hay que utilizar tres bolsas o la cantidad que te recomiende el fabricante

Limpieza de chimenea

Hasta aquí, lo básico sobre limpieza de chimenea.

Esperamos que os sea útil y veros de vuelta pronto.

Un cordial saludo a todos.

Equipo de Tu Tienda de Chimeneas S.L.

1 Jun

Modelos de sombreros de chimenea

Las chimeneas visten el paisaje urbano aportando un toque pintoresco a pueblos y ciudades. El sombrero de chimenea puede tener un aspecto peculiar, pero en realidad responde a una necesidad específica. La elección del sombrerete de chimenea adecuado aportará valor a este elemento, ya que aumenta su eficiencia y funcionalidad.

A continuación, se analizan los sombreretes disponibles en Tu Tienda de Chimeneas.

Sombrero de chimenea fijo

sombrero de chimenea fijosombrero de chimenea inoxidable

Por su forma, también es conocido como «sombrero chino». Este sombrero de chimenea es adecuada para estufas y chimeneas de leña, pero es especialmente habitual para las salidas de gases de cocinas.

Este terminal de chimenea inoxidable, vitrificados, galvanizados está disponible en varios diámetros (80, 100, 110, 120, 150, 125, 150, 175, 180, 200, 250 y 300 mm) y puede instalarse tanto en el macho como en la hembra del tubo de la chimenea.

Debido a su forma, hay que prestar atención al posible revoco de los humos, así como a la frecuencia de la lluvia. Por eso, el sombrero chino fijo es más interesante en zonas con poco viento y de clima seco.

Sombrero antiviento

sombrero de chimenea antiviento sombrero de chimenea

El sombrero antiviento parte de la estructura básica del sombrero chino, al que se le añade una banda o cobertura metálica que lo protege del viento o de la lluvia lateral. Esto lo hace especialmente adecuado para las estufas y chimeneas de leña, donde la obstrucción de la salida de gases por viento o lluvia podría ser una gran molestia.

Debido a las características de su base, este modelo esmaltado en negro se puede ajustar en la hembra o en el macho del tubo, que podrá ser de 80, 100, 110, 120, 125, 150, 175, 180, 200, 250 o 300 mm.

Como se podrá suponer, el sombrerete anti viento es perfecto para las zonas donde la incidencia del viento y la lluvia pueda ser un problema para el correcto uso de la chimenea.

Sombrero aspirador

sombrero aspirador galvanizadosombrero aspirador negro

Su llamativa estética responde a una inteligente solución ideada para resolver problemas de tiro de la chimenea. Cuando la forma o caudal del tubo impiden una correcta evacuación de los humos, hace falta una ayuda extra. El sombrero aspirador facilita la evacuación de los humos porque «chupa» el aire del tubo y acelera su salida. Esto se consigue gracias al diseño de las aspas, especialmente pensadas para ejercer una función de aspiración. ¿Cómo se mueven? Simplemente, con la ayuda del viento, que las mueve como a un molinillo.

Para la instalación de este sombrero debe atenderse a si el tubo es macho o hembra (este sombrero no se adapta a ambos como los anteriores). Los diámetros disponibles son 80, 100, 110, 120, 125, 150, 175, 180, 200, 250, 300, 350 y 400 mm.

El sombrero aspirador es la solución perfecta para chimeneas con problemas de revoco o si se desea añadir algún tramo de evacuación extra al mismo punto de salida. Ideal para chimeneas y estufas domésticas de leña, pero sobre todo para usos industriales. Hay que tener en cuenta que este sombrero requiere un mantenimiento anual para evitar que el hollín acumulado atasque las aspas.

Esperamos que os sea útil y veros de vuelta pronto.

Un cordial saludo a todos.

Equipo de Tu Tienda de Chimeneas S.L.

10 May

Tubo de doble pared Inoxidable para chimenea

tubo de doble pared de chimenea

Las chimeneas o estufas de leña son un método de lo más eficiente para caldear nuestro hogar. A pesar de ser una de las formas de calefacción más tradicionales, sigue en plena vigencia, gracias a su alta capacidad de calefacción, su inigualable encanto y por estar en continuo proceso de investigación para adaptarse y aplicar las más avanzadas mejoras técnicas.

La correcta elección de los elementos de nuestra chimenea

La elección de los elementos a utilizar en la instalación de una estufa de leña resulta determinante para conseguir un buen funcionamiento de la misma.

Una de las partes esenciales de la instalación son el tubo de doble pared de las estufas de leña. Una buena opción es apostar por el acero inoxidable, pues se trata de un material que ofrece una gran durabilidad y resistencia a la corrosión, por ser poco poroso y dificultar la adhesión del hollín al tubo de la chimenea (lo que, a su vez, te permitirá espaciar más en el tiempo las operaciones de deshollinado).

Otra pieza esencial es el codo de chimenea, necesarios para salvar los ángulos que precisemos darle a los conductos por exigencias constructivas. En la medida de lo posible, intentaremos instalar los tubos rectos, sin ángulos, pero cuando esto no sea viable, intentaremos que el codo de la estufa de leña no se encuentre en los primeros metros de subida y los combinaremos con la intención de darles el menor ángulo posible.

La elección del sombrero de la estufa de leña también será determinante. Hay en el mercado una gran cantidad de opciones: el sombrero fijo, el antiviento, el de veleta o el aspirador; serán las características climáticas, como los vientos o la frecuencia de lluvia de la zona de instalación, las que nos harán decantarnos por un sombrero de chimenea u otro.

La importancia del tubo de doble pared o tubo aislado

El tubo de doble pared en una chimenea tiene unos usos específicos de gran importancia para el idóneo funcionamiento de este sistema de calefacción. Estos elementos están formados por un tubo simple interior que va rodeado por lana de roca (un material aislante) y recubierto por otro tubo externo.

tubo de doble pared

Este tipo de tubo aislado está altamente recomendado cuando la conducción está en el exterior, pues evita que se produzca un cambio brusco en la temperatura durante la evacuación de humos. Un rápido enfriamiento en los gases procedentes de la combustión puede provocar el revoco del humo hacia el interior, y la condensación que genera una mezcla de agua y humo ácida y corrosiva que contribuiría a deteriorar nuestra chimenea y que al solidificarse produce acumulaciones de hollín que ensuciarían más nuestros conductos y, en última instancia, provocaría la peligrosa obstrucción de los tubos de salida de humos.

La colocación del tubo aislado o de doble pared también se aconseja en instalaciones que, pese a estar en interior, se encuentren a poca distancia de materiales inflamables (como puede ser la madera o los textiles), puesto que estos conductos reducen considerablemente la conductividad térmica.

Es evidente que al combinar varios tubos utilizaremos los mismos materiales y tamaños para garantizar la estanqueidad y evitar problemas en las uniones, utilizando, además, los correspondientes elementos de unión como abrazaderas o adaptadores.

Con la información y el asesoramiento pertinente, la elección de los materiales y su correcta instalación (tamaños de los tubos, distancias que se deben respetar en el tejado, colocación de los codos…) nos será fácil la elección del sistema idóneo para colocar en nuestra casa, consiguiendo un perfecto funcionamiento de nuestra estufa de leña y con él, un aumento considerable en la sensación de bienestar de nuestro hogar.

Un cordial saludo a todos.

Equipo de Tu Tienda de Chimeneas S.L.

 

9 Ago

¿Porque debo Limpiar Mi Chimenea?

¿PORQUE DEBO LIMPIAR MI CHIMENEA?

La limpieza de la chimenea o estufa de leña, es una labor que hay que realizar, debido a que es importante tenerla en un buen estado, de esta manera evitaremos accidenten e incidentes desafortunados en los espacios donde estas se encuentren, de tal manera que conservar la higiene de nuestra chimenea es algo esencial para mantener el cuidado tanto de nuestra casa como de todas las personas que residen con nosotros y que conforman nuestro núcleo familiar.

            Al realizarse la limpieza de la chimenea de forma periódica, lograras prevenir ciertos incidentes, por los que de seguro no querrías atravesar, conoce cuales son para que en tiendas con más claridad lo importante que es mantener limpia en todo momento tu chimenea.

IMPORTANCIA DE DESHOLLINADO DE LA CHIMENEA

Lo primero y sin duda alguna algo muy importante que logras prevenir con la limpieza de la chimenea, son los incendios, ya que al hacerle el correcto mantenimiento estarías evitando que se acumulen agentes en la chimenea que pudiesen ser inflamables y de llegarse activar podrían crear fuego en el lugar en el que se encuentre.

No obstante, también evitaras padecer de intoxicaciones, ya que un conducto de chimenea que se encuentre demasiado obstruido por la mugre y el hollín, no permiten que los gases de combustión, los cuales son necesarios para que las chimeneas puedan funcionar bien y generar calor de la manera en la que lo hacen, salgan de la forma que realmente  necesaria, lo que supone un riesgo para la salud de quienes estén a su alrededor. No es necesario pasar por situaciones peligrosas por descuido, sino quieres tener inconvenientes con tu chimenea, entonces mantente al pendiente de su limpieza.

Ten en cuenta que el modo en el que utilices tu chimenea, es el que dictaminara con qué frecuencia deberás limpiarle, recuerda que no todas las chimeneas o estufas son igual, por lo que es indispensable que adquieras los productos que sinceramente te ayudaran a limpiar tu sistema de calefacción interno. Una regla general que  te permitirá saber que tan a fondo debes limpiar la chimenea, es la cantidad de hollín y creosota que se encuentre presente en las paredes de la estufa, ten en cuenta que el tipo de chimenea que tengas también influirá en el intervalo de tiempo que tomes para limpiarla, si no sabes cómo hacerlo, entonces contacta cuanto antes a los deshollinadores profesionales, pero no te quedes con una chimenea sucia si ya sabes los riesgos que corres.

deshollinador

 

Esperamos que os sea útil y veros de vuelta pronto.

Un cordial saludo a todos.

Equipo de Tu Tienda de Chimeneas S.L.

17 Sep

Estufa de leña instalación

Si se está planteando comprar una estufa de leña, es posible que tenga dudas en torno a la instalación de su nuevo sistema de calefacción.

Puede estar tranquilo; la instalación de una estufa de leña por lo general es sencilla y se puede completar en horas, pero depende de las características de cada hogar.

Estufas de leña Instalacion

Lo más recomendable es confiar este trabajo a un instalador profesional, ya que un montaje adecuado asegura un correcto funcionamiento de la estufa.

Si después del montaje la estufa no rinde como se esperaba puede deberse a fallos en la instalación, y siempre resulta más difícil y molesto subsanarlos a posteriori.

Además, durante la compra de la estufa es importante facilitar a su distribuidor toda la información posible sobre la superficie a calentar, aislamiento de la habitación, ventilación, conductos disponibles, ubicación de la estufa… Así tendremos plenas garantías de que el invierno será cálido, confortable y seguro.

Consejos para la correcta instalación de una estufa de leña

La instalación de una estufa puede variar por distintos factores. Aún así, estas son las recomendaciones generales que se deben seguir:

-Ubicación de la estufa.

Respeta la distancia de seguridad de 1,2 metros alrededor de la estufa, sobre todo si en la habitación hay elementos como alfombras, cortinas, muebles de madera, papel pintado…

Si el pavimento es inflamable, la estufa deberá ir sobre una elemento aislante que sobresalga lo suficiente (chapas de acero, ladrillos refractrarios, cerámica…).

-Salida de humos.

Toda estufa debe ir conectada a una salida de humos que garantice una correcta evacuación. Para lograrlo, una regla básica es que el tubo de salida de humos sea siempre recto, evitando que tenga codos.

Si no queda otro remedio que incluir un codo, debe consultar con el fabricante: la mayor parte recomiendan no incluir más de un codo de 45º.

Este aspecto es importante porque una incorrecta evacuación puede suponer que la habitación se llene de humo.

Cada estufa de la casa deberá tener su propia salida de humos, nunca se deben conectar dos aparatos a un mismo tubo.

-Dimensiones del tubo de salida de humos.

El conducto debe tener la altura y el diámetro suficiente para asegurar la salida de humos.

4 metros es la altura mínima recomendada por los fabricantes, pero recuerda que a mayor altura, mejor tiro.

Respecto al diámetro más adecuado, lo mejor es respetar el de la salida del hogar. Instalar ampliaciones o reducciones en el tubo nunca es aconsejable y lo evitaremos en la medida de lo posible.

El tubo por lo general será redondo, para facilitar la limpieza y aprovechar la propia dinámica del humo, y de acero inoxidable. Los tramos de tubo deben estar sellados de forma adecuada usando masilla específica.

Los tubos deben ir por el interior de la vivienda para evitar que se enfríen siempre que sea posible.

-Asegurar la entrada de aire.

La ventilación de la estancia donde se coloca la chimenea debe estar asegurada, sobre todo en espacios pequeños.

Una entrada de oxígeno facilita una buena combustión por lo que en ocasiones será necesario prever una entrada de aire, sobre todo en casas bien aisladas.

-Espacio en torno a la salida de humos.

Es necesario respetar un espacio alrededor de la salida de humos en el tejado. Para empezar, el tubo debe sobresalir alrededor de un metro sobre el tejado u otros elementos que pudiera haber en él. Además, es necesario que no haya ningún obstáculo (árboles, paredes…) en un radio de 8 o 10 metros alrededor de la salida.

Blogs

  • Si el ángulo D es menor a 20°, la altura h1 deber estar un metro por encima de la cumbrera al tejado.
  • Si el ángulo D es igual o mayor a 20°, la altura h1 deber estar un metro por encima de la cumbrera al tejado siempre y cuando la distancia C no sea igual o superior a 2.5 m, en ese caso no será necesario sobre pasar la altura de la cumbrera.
  • El remate debe estar a una altura h2 mínima de un metro en cualquier abertura de tejado.
  • La distancia A debe ser mínimo de dos metros y un metro en la distancia de B en cualquiera de los tres lados restantes.

De no respetar este espacio, el humo podría volver otra vez por el tubo de salida.

-Remate de la salida de humos.

Para rematar la salida de humos en el exterior, hay diversas opciones de caperuzas o sombreretes en el mercado:

  • Sombreretes fijos
  • Sombreretes giratorios
  • Sombreretes extractores
  • Sombreretes antirevoco / anti-viento

Cada uno de los modelos presenta inconvenientes y ventajas, tanto desde el punto de vista funcional, como estético y de mantenimiento.

En caso de dudas, un sombrerete antirevoco es una buena opción porque no implica mantenimiento, evita la entrada de agua de lluvia y el revoque del humo.

-Aislamiento.

Utiliza un aislante ignífugo (lana de roca) en el revestimiento, la campana, la parte posterior de la chimenea… Un buen aislamiento conserva el calor y aumenta la seguridad de la instalación.

Si sigues estos consejos te asegurarás de que tu estufa funcione a la perfección. Pero recuerda, en caso de duda consulta siempre a un profesional.

Esperamos que os sea útil y veros de vuelta pronto.

Un cordial saludo a todos.

Equipo de Tu Tienda de Chimeneas S.L.